Bilbao Basket, siempre en clara apuesta por la innovación, ha encontrado una solución para la prensencia de público en el Bilbao Arena de manera inmediata: El proyecto BuBBle. Se trata de la colocación de burbujas individuales para sus aficionados, que se comenzarán a instalar esta misma semana con el fin de contar con un aforo de 2.537 espectadores en el derbi ante Acunsa GBC. Las autoridades sanitarias han acogido muy positivamente la iniciativa, que el club espera sea aprobada en los próximos días.

La burbuja, realizada íntegramente con materiales reciclados, integra la butaca del espectador. Por motivos de higiene, cada burbuja será personal e intransferible, por lo que ningún socio podrá usar dos burbujas diferentes. En todo caso, la misma será desinfectada al final de cada partido. Se trata de una superficie aislada del exterior, por lo que en el interior de la misma no será obligatorio el uso de mascarilla.

Bilbao Basket trabaja además en un programa de reciclaje de cabinas telefónicas en zonas rurales para que, sumado a esta iniciativa, el pabellón pueda alcanzar el 75% de aforo en el mes de enero.