es  |  eus  |  en
diputacion
reta
eurocup
liga endesa
UD se encuentra en > Club > Historia > Temporada 2004-2005

`

00-00-0000
Temporada 2004-2005

Año de logros y reconocimientos


La temporada 2004-05 supuso un capítulo importante en la historia del Bilbao Basket. En septiembre, antes de dar inicio la competición, todos los estamentos del club se marcaron como objetivo primordial la permanencia para que este ilusionante proyecto se asentara en la segunda mejor liga del mundo. Se consiguió. Era el debut del cuadro rojillo en la ACB y apenas se asomó por los puestos de descenso a lo largo de toda la campaña, mientras que, muy al contrario, sí estuvo cerca de ganarse una plaza para disputar la Copa del Rey, lo que habría supuesto todo un éxito para un equipo novato. En definitiva, que el entonces denominado Lagun Aro Bilbao Basket se convirtió, según muchos entendidos más allá de Bizkaia, en una de las sorpresas más agradables de la temporada: 'Este equipo ha traído aire fresco a la ACB', llegó a decir Bozidar Maljkovic cuando el Real Madrid sufrió de lo lindo para irse con una victoria de La Casilla. Si lo decía todo un sabio del baloncesto, por algo sería.

 

Premio al mejor equipo vasco


No sólo fue una campaña de notables resultados en la cancha y que muchos la llegaron a calificar de exitosa, también lo fue de recogida de numerosos premios en reconocimiento al trabajo bien hecho en los últimos cuatro años, el tiempo que había tardado el Bilbao Basket de pelear en Leb 2 a pasar a formar parte de la ACB. Así, la Diputación, la Asociación de la Prensa Deportiva de Bizkaia, Vocento, Deia y el Gobierno Vasco premiaron la labor, la trayectoria y el ascenso del club a la máxima competición estatal mientras que Txus Vidorreta recibió también numerosos premios por su gran trabajo al mando del cuadro rojillo, como el de Onda Cero, la Asociación de la Prensa Deportiva de Bizkaia o el de el diario El Correo. Todos ellos se fueron sucediendo a lo largo del ejercicio y significaron todo un orgullo pues enriquecieron el historial del club, que se siente muy agradecido.

 

El sueño de militar en la ACB no se cumplió sólo con aquella histórica victoria en León, que daba el pase a la segunda mejor liga del mundo desde las canchas. En ese mismo momento se dio el pistoletazo de salida a otro segundo partido a disputar por una directiva que se puso manos a la obra para buscar patrocinadores y ayudas institucionales que permitieran cubrir el canon a pagar para entrar en ese grupo selecto que permite a un club medirse a los Real Madrid, Barcelona, Pamesa, Tau, Estudiantes… Los deberes se hicieron y se cumplieron los plazos llegando a un acuerdo con la aseguradora Lagun Aro para convertirse en el principal patrocinador, provocando que el equipo rojillo saltara a la arena de la ACB bajo el nombre de Lagun Aro Bilbao Basket. La pelota volvía a pasar a manos de los técnicos, que comenzaron a trabajar en la confección de un plantel de garantías que permitiera que Bilbao se asentara en la categoría. Junto a jugadores que continuaban de la temporada pasada (Salgado, Lucho, Úriz y Maluenda) llegaban otros consagrados en la categoría (Scott, Sanmartín o Weis) y otros con ganas de demostrar su potencial ya por estrenarse en la ACB (Savovic) o por falta de minutos en sus anteriores equipos (Gabriel y Núñez).

 

La carta de presentación del Lagun Aro Bilbao Basket en la ACB fue una abultada derrota en La Casilla ante el potente TAU Cerámica por 104-57. Todo tiene su lado positivo y la experiencia sirvió a todos (club, equipo, afición o medios de comunicación) para advertir que jugar en la segunda mejor liga del mundo no iba a ser algo baladí y que el esfuerzo iba a tener que ser el máximo para conseguir la permanencia. La paliza propinada por los de Ivanovic, que llegarían a disputar la final de la Euroliga, hizo que algunos ya pensaran que el paso de Bilbao por la ACB iba a ser una aventura fugaz, pero los jugadores de Vidorreta respondieron venciendo, sólo tres días después, en una cancha histórica como la del Joventut de Badalona. En ese partido se pudo empezar a ver al equipo rojillo que sorprendería a propios y extraños en la primera vuelta. Se había logrado el primer triunfo en la categoría y faltaba hacerlo en La Casilla, algo que tuvo que esperar a la quinta jornada y ante otro histórico como el Adecco Estudiantes (86-84) en un partido con un final increíble en el que los bilbaínos firmaron nada más y nada menos que 16 triples, una cifra al borde del récord histórico en la ACB, que estaba en 17.

 

Al equipo de Vidorreta le costó salir de los últimos puestos de la clasificación en los dos primeros meses de competición. Sin embargo, la historia cambió a partir de la victoria en otra cancha de las importantes como es la del Pamesa Valencia (97-99). Desde ahí, tras dar guerra en el Palau ante el Barcelona de Bodiroga y compañía, se dio inicio a un mes de diciembre en el que los rojillos lo ganaron todo ante rivales directos como el Plus Pujol Lleida, el Ricoh Manresa, el Fórum o el Unelco Tenerife. Fueron cinco victorias en seis partidos que llevaron al Lagun Aro Bilbao Basket, quién lo iba a decir, a contar con opciones de entrar en la Copa del Rey en las dos últimas jornadas de la primera vuelta. Sin embargo, la aventura no era nada fácil pues había que lidiar ante el Real Madrid en Vistalegre y ante un Gran Canaria que estaba agradando a todos en la primera mitad de la competición. Los dos partidos se perdieron dando inicio a uno de los momentos más difíciles de la temporada por las siete derrotas consecutivas cosechadas durante los meses de enero y febrero, en el que las cosas cambiaron. Aunque la primera victoria del 2005 se siguió resistiendo, también es verdad que los de Vidorreta merecieron mucho más ante Estudiantes, DKV Joventut y Tau. Los rojillos volvieron a ser competitivos y el fin de la mala racha fue sólo cuestión de tiempo. Así lo entendió la propia directiva, que mantuvo la calma en todo momento durante ese período falto de buenos resultados en el que, aún así, el equipo no se metió en posiciones de descenso, dato que mostraba lo bien que se habían hecho las cosas en la primera vuelta.

 

Marzo volvió a traer consigo enfrentamientos contra rivales directos y los resultados volvieron a llegar. Los rojillos ganaron al Granada (85-66), perdieron sólo por un punto en Sevilla ante el Caja San Fernando (95-94), superaron al Girona en casa (78-56) y, lo que fue uno de los saltos definitivos para amarrar la permanencia, vencieron (69-79) en Alicante a la auténtica revelación de la competición, el Etosa. El objetivo parecía conseguido pero aún había que asegurarlo, algo que no se consiguió hasta la penúltima jornada en Tenerife. Era un partido clave ante un equipo que se jugaba la vida y ahí no fallaron los de Vidorreta no dando opción al Unelco en ningún momento (67-77). Se había llegado a la meta y de nuevo era el momento de celebrarlo.

 

El último partido ante el Fórum significó toda una fiesta en la que el cuerpo técnico y los jugadores querían agradecer al público de La Casilla su importante apoyo a lo largo de la temporada. No se pudo conseguir la victoria contra los de Manel Comas pero esto no oscureció la celebración por, una temporada más, haber cumplido el objetivo marcado desde el primer día, mantener al equipo en la ACB. Los jugadores rojillos de nuevo habían cumplido y ahora volvió a ser el turno de la directiva y de toda la afición vizcaína al baloncesto, que ya había demostrado estar siempre a la altura, colgando el cartel de 'no hay billetes' en la mayoría de los encuentros disputados en La Casilla. El club se tenía que convertir en Sociedad Anónima Deportiva para poder seguir creciendo y hacer más grande la exitosa historia del Bilbao Basket y todos respondieron suscribiendo acciones que cubrieron sobradamente el capital mínimo de dicha SAD.

 

Durante esta temporada, vistieron la camiseta del Lagun Aro Bilbao Basket bajo la supervisión de Txus Vidorreta (entrenador), Rafa Pueyo (ayudante) y Eneko Izkara (delegado): Javi Salgado, Ricardo Úriz, Diego Ciorciari, José Luis Maluenda, Pedja Savovic, César Sanmartín, Lucho Fernández, Richard Scott, Fred Weis, Germán Gabriel, Pedro Fernández, Damon Johnson, Scott Burrell, Roberto Núñez, Andrea Camata y Brian Howard.

Política de privacidad | Aviso legal | Contacto | Bilbao Basket

Powered by

lakolmena

denocheydia

byv apps

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Puede ver nuestra política de Cookies, aquí Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas Cookies
Política de cookies +