Baxi Manresa 101-97 RETAbet Bilbao Basket

Dos prórrogas hicieron falta para que el RETAbet Bilbao Basket cayera en su partido 500 en ACB en el siempre complicado Nou Congost. Los de Alex Mumbrú repitieron la historia del partido ante Monbus Obradoiro de la Jornada 3, pero acabaron cediendo al no lograr rematar el sacrificio mostrado en la cancha. Frankie Ferrari, con 28 puntos, 6 rebotes y 7 asistencias fue el hombre del encuentro. Entre los hombres de negro destacaron Rafa Martínez (16 puntos, 5 rebotes y 22 de valoración) y Axel Bouteille (27 puntos con un 66,6% de acierto en el triple). 

Los hombres de negro se adelantaron en el marcador gracias a tres puntos de Rafa Martínez (0-3). Los locales se repusieron gracias a un fantástico Ferrari (10-7). A partir de ese momento el ritmo del partido lo marcaron los discípulos de Pedro Martínez, que se colocaban por delante con un marcador de 16-10. Pero el francés Axel Bouteille clavó dos triples consecutivos que obligaba a los locales a pedir tiempo muestro (16-16). Los locales se reordenaron, y tras el mismo lograban un parcial de 8-0 (24-16) que conseguía frenar Sergio Rodríguez desde la línea de tiro libre (24-18). Así terminaba el primer asalto.

En el segundo volvían a golpear primero los hombres de negro con un triple de Jaylon (24-21), pero buenos minutos de Baez y Sakho en ataque y el escaso a cierto de los MIB llevaban a los catalanes a dar un golpe en la mesa y poner la máxima del partido a su favor (37-24). Los MIB consiguieron al menos mejorar su imagen antes del descaso gracias a una buena acción de Brown y un triple de pizarra de Rafa Martínez antes de alcanzar el descaso. El intermedio llegó con un marcador de 37-29 favorable a los locales. 

En el tercer cuarto los MIB cambiaron drásticamente su imagen. Los triples de Bouteille (2), Rafa Martínez y Jonathan Rousselle conseguían que los MIB volvieran al partido por la vía rápida (42-41). Un mate de Balvin confirmaba el cambio de tendencia (42-43). Un 2+1 de Rafa Martínez daba acto seguido más ventaja a los MIB (42-47). El partido se mantuvo en esa distancia hasta el final de cuarto, donde buenas acciones de Vaulet y Sakho conseguían empatar el partido a 61. Jaylon Brown clavó en ese momento un triple sobre la bocina para ir al acto final con una pequeña ventaja (61-64).

En el cuarto definitivo los MIB volvían a la renta de 6 puntos tras canasta de Sulejmanovic (64-70). A partir de ahí todos los intentos de sentencia MIB eran respondidos por los de Pedro Martínez. Un triple de Rousselle hacía creer (73-78), pero los catalanes conseguían llegar al minuto final con solo un punto de desventaja gracias a una canasta de Magarity (77-78). Una falta de Brown permitía a los locales ir a la linea y dejar el duelo casi sentenciado a falta de 4 segundos (79-78). Pero en la siguiente acción recibía antideportiva Jonathan Rousselle, lo que daba a los hombres de negro dos tiros y posesión. Anotó el francés uno de los dos posibles, y el lanzamiento de dos de Brown con 8 décimas por jugar se fue al aro. El marcador se paraba en 79-79 y nos íbamos a la prórroga.

En el tiempo extra comenzó mejor Manresa, que se ponía 88-83 con un minuto para la conclusión, pero un canastón de Jaylon y un triplazo de Axel Bouteille empataban el duelo a 88. La defensa MIB se impuso ante el último ataque de los locales y el partido se iba a la segunda prórroga. 

A 2:30 del final los MIB mandaban 92-95 gracias a tiros libres anotados por Axel Bouteille, pero un rebote ofensivo con triple de Ferrari como recompensa volteaba el marcador (97-95). Una acción posterior de Balvin ponía a los MIB a solo un punto (98-97), pero los locales gestionaron mejor el final del thriller y la victoria se quedó en Manresa con un marcador final de 101 a 97.