Los hombres de negro mejoraron ante Movistar Estudiantes su versión competitiva respecto al encuentro de ayer ante Herbalife Gran Canaria, pero el desacierto exterior impidió a los de Alex Mumbrú llegar a un final igualado. No obstante, el encuentro deja algunas buenas noticias, como el gran rendimiento de Jonathan Rousselle con 21 puntos (4 de 4 en T2 y 3 de 4 en T3). 

Movistar Estudiantes arrancó mejor en el primer cuarto, así es como logró la primera ventaja significativa con un 15-9, pero los MIB resistieron con un gran Rousselle y el primer cuarto se cerraba con 19-16 en el marcador. Los de Alex Mumbrí consiguieron ponerse por delante en el segundo cuarto, con una máxima de 3 puntos gracias a un triple de Thomas Schreiner (19-22). En esos compases del encuentro cogieron las riendas para llegar por delante 28-31 tras triple de Rousselle. Pero Estudiantes no se amilanó, y reaccionó con un parcial de 12-0 que les ponía con clara ventaja (40-31). Los MIB lo intentaron, pero no consiguieron reducir la desventaja y el descanso llegó con 45-37 para el conjunto estudiantil. 

En el tercer cuarto Jaylon Brown fue protagonista en anotación para los hombres de negro, pero los MIB no conseguían frenar a los madrileños, y su renta alcanzó los 13 puntos al final del tercer cuarto. Los de Aleksandar Džikić supieron jugar con la ventaja e impidieron a los hombres de negro cualquier intento de reacción. El torneo de Lisboa terminó para los de Alex Mumbrú con un 80-72 favorable a los intereses del cuadro estudiantil. La próxima cita será el sábado 14 de septiembre en Barakaldo y medirá a los hombres de negro ante Baskonia con la Euskal Kopa en juego.