Un Bilbao Basket circunstancial por las bajas de Rousselle, Luz, Håkanson, Goudelock, Reyes y Withey, cayó en Gijón ante un Rio Breogan que ofreció una gran versión en la temporada de su regreso ACB. Los MIB tendrán una nueva oportunidad el próximo viernes 27 ante San Pablo Burgos en el mismo escenario, el Palacio de los Deportes de la Guía. Gytis Masiulis (17 puntos, 3 rebotes y 18 de valoración) fue el más destacado de los hombres de negro.

La buena noticia del inicio llegaba antes del salto. Tomeu Rigo volvía a la cancha tras una larga lesión. Con el partido empezado, el mallorquín anotaba un triple en su primer intento. Breogan empezó mejor, más metido en el partido ante un Bilbao Basket mermado fisicamente. Los bilbaínos no encontraban su juego, pero una canasta del canterano Gonzalo Basterrechea ponía a los MIB a cuatro (9-13). El recién llegado Pablo Ferreiro daba descanso a Oier Ardanza en la rotación, y un triple suyo ponía a los MIB a dos (12-14). Una bandeja de un inspirado Sergi Quintela volvía a dar aire a los visitantes (12-19). Los MIB veían como sus intentos acababan en el aro, circunstancia que aprovechaban los gallegos para llegar por delante al final del primer cuarto (15-23)

En el segundo cuarto, los MIB intentaban acercarse al dominio de los gallegos con una canasta de Pablo Ferreiro (17-28), pero los visitantes entraban en racha de triples con un gran Sergi Quintela para irse en el marcador (19-34). Los buenos minutos de Masiulis (10 puntos en el segundo cuarto) reconducían la situación y ponían a los MIB por debajo de los 10 en el mejor momento del encuentro para los de Alex Mumbrú (35-43). La reacción no quedó ahí, y una canasta del canterano Gonzalo Basterrechea ponía a los MIB a solo seis puntos justo antes de llegar al descanso (37-43). 

En el tercer cuarto, los gallegos volvían a empezar mejor con cinco puntos consecutivos de Musa (37-48). Reaccionaba Bilbao desde la defensa con canasta de Miniotas (41-48), pero un correoso Sergi Quintela volvía a hacer daño (42-57). Basterrechea anotaba para poner a 12 a Bilbao (45-57), y un triple de Masiulis ponía a los MIB de nuevo a diez (48-58). El lituano se hacía notar también atrás con grandes acciones defensivas. Los MIB finalizaban el tercer acto a diez puntos de los gallegos (52-62).

En el cuarto, los bilbaínos empezaron mejor, y una canasta de Bigote ponía a los hombres de negro a tan solo cinco puntos (57-62). Volvían a reaccionar los gallegos, y una canasta de Arteaga los ponía de nuevo por encima de los diez puntos a poco más de seis del final (57-68). Fue la ola buena del partido para los gallegos, que fueron sentenciando en el ecuador del último cuarto. Una antideportiva de Ardanza colocaba a los gallegos (57-73) y el viento muy de cara. Kacinas teñía el duelo de celeste cerca del final (57-78). El aro se cerró para los MIB, y los gallegos aprovecharon para poner distancia en un duelo parejo en casi todas las fases del partido. 

Estadística