Cuesta encontrar las palabras para hacer frente a este dolor. Hoy no solo se ha ido el periodista más importante de los veinte años de historia del Bilbao Basket, hoy se ha ido también uno de los nuestros. Un amigo en miles y miles de kilómetros con los hombres de negro. En los mejores y en los peores momentos. Un periodista con mayúsculas. Su indiscutible arte con la pluma es parte fundamental de nuestro relato. En su tinta nuestra mejor biografía. Fuera de la cancha, un hombre entregado a hacer más grande el proyecto del baloncesto en Bilbao que deja un hueco insustituible, tanto en sala de prensa como en nuestro corazón. Un hombre de negro para la eternidad.

Queremos mandar nuestro más sincero pésame a su familia, amigos y a nuestros compañeros de El Correo en este momento tan complicado para todos. Vuestra tristeza es también la nuestra.

Eskerrik asko Corti,
No te olvidaremos jamás
Hasta siempre, amigo